viernes, 8 de noviembre de 2013

Gravedad



Al inicio de Gravedad (Gravity, EU, 2013), séptimo largometraje de Alfonso Cuarón (obras mayores La Princesita/1995 y Niños del Hombre/2006), un letrero nos informa que "la vida en el espacio es imposible". En los siguientes 90 minutos, la película se hará cargo de subrayar una y otra vez eso mismo: que la vida en el espacio es imposible... a menos que seas una estrella de cine. Mejor dicho: una gran estrella de cine. Más específicamente, Sandra Bullock.
Estamos en el espacio. El veterano astronauta Matt Kowalsky (George Clooney en su gustado papel de George Clooney) en su última misión, la novata ingeniera Ryan Stone (Bullock) en su primer viaje y un tercer astronauta llamado Shariff (Phaldut Sharma), están allá arriba, haciendo reparaciones en el Hubble. La única concentrada en su chamba es la ingeniera Stone, pues Shariff, atado al transbordador espacial, se deja llevar por la gravedad cero, chiroteando de aquí para allá, mientras Kowalsky escucha música, bromea y cuenta anécdotas que todo mundo ha escuchado infinidad de veces, como le dice la voz que le contesta desde Houston (Ed Harris, en obvio guiño a Apolo 13/Howard/1995).
Todo mundo sabe que en "el espacio nadie escuchará tus gritos", pero este lema es lo de menos: muy pronto los tres astronautas estarán gritando, llorando y hasta resollando por falta de oxígeno cuando innumerables fragmentos de basura espacial, provenientes de un satélite espía ruso destruido, se dirijan contra ellos a velocidad mortal. Con el transbordador destruido, las comunicaciones con Houston suspendidas y Sharif muerto al instante, el experimento Kowalsky y la debutante Stone tratarán de sobrevivir en las peores condiciones imaginables, ahí donde la vida "es imposible".
En el segundo párrafo anoté "Estamos en el espacio". En efecto, lo que atrapa inicialmente en Gravedad es que, cinematográficamente hablando, estamos en el espacio. Todas las leyes fílmicas son derrumbadas por una mágica puesta en imágenes en la que, a través de la cámara de Emmanuel Lubezki, los efectos especiales supervisados por Tim Webber y los creadores/manejadores de las marionetas de la obra teatral "War Horse", no hay arriba ni abajo, ni izquierda ni derecha, solo un encuadre que, evidentemente, se queda corto para captar la infinitud del espacio. En este escenario visual maravilloso, la Ryan Stone de la señora Bullock flota grácilmente en el espacio y en el interior de una estación rusa o china, con una cámara que, como ella, flota libremente, sin atadura de ningún tipo, porque en el espacio no hay suelo ni cielo posibles. Los 13 minutos iniciales del filme -esos que, tecnología digital de por medio, están contenidos en una sola toma extendida- son la desafiante carta de presentación de Cuarón/Lubezki para este bravo nuevo mundo de imagen postcinematográfica: la cámara viaja libremente entre los astronautas, se aleja o se acerca a ellos objetivamente, en un acto de prestidigitación se transforma en la mirada subjetiva de uno de ellos, atraviesa el casco para compartir la visión, sale de él para seguir viajando... No es la mirada de Dios, pero sí su cámara. 
Solo por su proeza visual, Gravedad merece listarse no solo entre lo mejor del año sino, acaso, como la primera obra mayor de un auténtico cineasta que ha entendido mejor que nadie -por lo menos hasta el momento- los alcances que la nueva tecnología (¿post?)cinematográfica le ofrece. Sin embargo, si solo fuera por esto, podríamos seguir escribiendo maravillas de la película para, después, hacerla a un lado de forma displicente, como sucedió, por ejemplo, con Avatar (Cameron, 2009). "Imágenes impresionantes + historia convencional = mero espectáculo hollywoodense", dijeron justamente de la cinta de Cameron y lo han repetido algunos, injustamente, con respecto al filme de Cuarón.
Habría que partir de un primer argumento muy simple: que una película sea visualmente espectacular no es, por sí mismo, un defecto. Es, en todo caso, una característica más y, tratándose de un arte cuyo sostén central son las imágenes en movimiento, la espectacularidad no puede ser rechazada per se. El otro argumento es mucho más subjetivo: más allá de lo revolucionaria que puede resultar la cinta y más allá de su espectacularidad visual -que ninguno de sus detractores ha puesto en duda, por cierto-, hay otro elemento que ha conectado con una parte importante del público. Me refiero a las emociones que produce la película. Emociones que, acaso, tienen un origen muy simple -después de todo, estamos ante un filme cuya historia es la de la supervivencia de una mujer en un ambiente hostil-, pero que son manipuladas de manera maestra por Alfonso Cuarón, el cineasta, y por Sandra Bullock, la actriz.
Por supuesto, la gente que se desentiende de Gravedad con el argumento de que es "una película hollywoodense", tiene razón. Gravedad es, antes que nada y, al final de cuentas, una cinta de Hollywood. Sólo que yo diría algo más: es una gran cinta de Hollywood en la tradición no de la intelectual y ambiciosa 2001: Odisea Espacial (Kubrick, 1968), como han afirmado varios, sino en otra veta más típicamente hollywoodense: la romántica/sentimental/heroica de, por ejemplo, Casablanca (Curtiz, 1942) o ¡Qué Bello es Vivir! (Capra, 1947). Es decir, la odisea que sufre la ingeniera Stone de Sandra Bullock es la de una heroína que tiene el corazón roto por la muerte de su hija y que, al buscar sobrevivir en el espacio, se re-encuentra con el sentido de la vida. O el de su vida, por lo menos. Los Cuarón -el papá cineasta y su hijo coguionista Jonás-, Lubezki y la señora Bullock podrán haber hecho una cinta ubicada en el espacio -y que parece, mágicamente, filmada allá- pero la historia es lo más terrenal posible. Por lo mismo, fue un acierto inconmensurable que el personaje central de Gravedad esté encarnado por la estrella femenina más terrenal que tiene el Hollywood contemporáneo. 
Y es que Sandra Bullock podrá interpretar, como es en este caso, a toda una ingeniera-astronauta pero, en el fondo, nunca deja de ser esa simpática mujer tan abrazable que, en uno de los momentos más angustiosos del filme, de plano se suelta diciendo "de-tin-marín-de-do-piringüé" porque no le entiende ni madres a un teclado chino; que en otra escena le reclama desesperada/exasperada acaso a Dios (¿o a los Cuarón y a Lubezki?) por todos los peligros, uno tras otro, que ha estado enfrentando desde el inicio ("Odio el espacio", cual Indiana Jones femenina); o que en otra parte logra conectar de inmediato con algún inuit llamado Aningaaq (J. Cuarón, 2013) que, allá en la Tierra, rodeado de hielo y perros, también parece tener sus propios problemas.
Sandra Bullock es, pues, el mejor efecto especial de la película. En los años por venir, Gravedad podrá verse y volverse a ver como un paso histórico en esta etapa post-cinematográfica que estamos viviendo. Pero si emociona y seguirá emocionando es porque se trata de una película hollywoodense interpretada por una auténtica estrella de cine: Sandra Bullock. 

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Discrepo:

Cierto que Gravedad es una película espectacular y que esto no es un defecto per se.

Cierto que pertenece a la tradición hollywoodense romántica/sentimental/heroica pero esto no es una virtud namas por que si.

Antes de compararla con Casablanca o Que Bello es vivir, dos películas espectaculares por razones muy diferentes a Gravedad, yo diría que su tradición es la mezcla del blockbuster Spielbeg/Cameron/Lucas, donde a diferencia de las peliculas de Kurtiz y Capra, lo esencial es el exceso de efectismos, ahora si, espectaculares; y loa blockbuster "filosoficos" tipo Matrix o Inception, donde una idea aparentemente muy compleja o profunda esta puesta al servicio de una historia de ciencia ficción donde cosas explotan

(al final de cuentas creo que Gravedad es una pelicula de ciencia ficcion que se averguenza de serlo)

En gravedad no hay profundidad, y esto es algo que la separa varios años luz de, por ejemplo, Con Las Muerte En Los Talones, otra gran pelicula hollywoodense de la tradición romántica/sentimental/heroica, en donde uno puede ver la película mil veces y siempre desentrañar reflexiones nuevas.

Creo que hacer una película para todos los públicos no es sinónimo de superficialidad.

Si Gravedad ha sido comaparada con 2001 es por que a momento parece trascendetnal: tiene imagenes metaforicas ejecutadas con una tecnica impresionante, pero esto no significa que las metaforas sean profundas, es como el que habla con palabras rimbombantes pero no dice nada.

La discusión sobre Bullock es tan subjetiva que mejor nos esperamos a q le den el oscar.

Saludos!

Christian dijo...


Oye Agustín Galván aka Duende Callejero, ven a poner orden ¿no?

Eso de que Gravity es de ciencia ficción me saca ronchas!

Es como decir que la del 'Tio Boonmee' es una película de acción

pffffff...

ruido en el df dijo...

yo difiero en el punto que Gravedad sea una pelicula de Ciencia Ficcion, y me voy mas a una pelicula de desastre y supervivencia.

y ahi es donde se cumple con este genero de ser una historia simple, donde sin saber el por que todo lo malo ocurre y no se tiene control de lo mismo.
y para mi eso es lo que la hace buena ya que al comenzar cumpliendo las reglas de este genero le va agregando muchas cosas como grandes efectos y elementos cinematograficos.

al final la pelicula se va llevando en la premisa basica que es bien transmitida al espectador: lo lograra o no. y en eso la pelicula tiene su gran valor ya que eso te lo tiene en la cabeza desde el minuto 7 aprox hasta el 91.

Christian dijo...


La Dra. Ryan Stone (interpretada magistralmente, por no decir legendariamente, por Sandra Bullock) es un ser humano roto por dentro. La existencia que lleva incluso en la Tierra, se aleja de la vida misma, cual objeto inerte en el espacio, que se aleja y se aleja, por esa bonita 1a ley de mecánica, descubierta hace centurias por Newton, llamada "inercia".

Por eso cuando Cuarón la pone en posición fetal rodeada incluso por un "cordón umbilical", la película toma otro rumbo, deja de ser ese mero divertimento hollywoodense para convertirse en algo más, en algo más trascendente si me permiten el término.

Y con trascendente no me refiero a las "trascendencias" tipo Bela Tarr, Kubrick o el mismo Nolan, no, simplemente algo mas que un simple relato de supervivencia -para eso, ahí esta 'All Is Lost' por ejemplo- estamos con Sandra Bullock en todo momento porque de alguna manera conectamos con ella empáticamente, digo, nunca he perdido un hijo pero supongo, SUPONGO, que debe ser la cosa mas espantosa que puede haber en este planeta ¿no?

A partir de ahí, el camino hacia su renacimiento lo vivimos épicamente a través de esas poderosas imagenes que nos regala el equipo de los Cuarón-Lubezki, hasta que en un escena clave -y si quieren llámenme cursi por esto- la Dra. Stone dice: "no matter what, I'm ready"

Y luego de eso, cual ser humano recién llegado a este planeta, atraviesa un "parto" y da sus primeros pasos.

Listo, ese ser humano roto, se ha arreglado. Tuvo que vivir la experiencia más loca para poder hacerlo, pero lo hizo y nosotros fuimos testigos. Esa es la magia del cine.

Esa magia si me gusta, sí que sí.

Llámenme tontito, no me importa.

Campamocha Asesina dijo...

Como varios ya han dicho en Twitter (en el club de amiguitos de cine) y creo entender en su texto, esta no es una película de ciencia ficción sino una de redención. Como el vehículo en que se mueve esta historia es el espacio se ha tendido a emparentar con 2001: Odisea del espacio, aún cuando se toquen temas muy diferentes.
A mi parecer el mayor valor de la cinta es la capacidad de lograr hacernos sentir que en verdad estamos en ese vehículo (hasta el punto de que muchos escépticos comiencen a ver si los interiores y la mecánica del mismo, son verdaderamente apegadas a la realidad). Disfrute enormemente la sensación de estar allí viviendo con Ryan toda su travesía.

El "reencuentro" de Ryan con Kowalsky es una de las escenas con las que me quedo, aunque me parece que después de esto ya mucho salio sobrando.

Christian dijo...


Llámenme, loco, cursi, soñador, la verdad es que en el fondo soy un romántico como Bela Tarr (ajá)

Pero la escena de las lagrimitas de la Bullock saliendo de sus ojos y luego flotando en gravedad cero, me sacó las mías en gravedad normal, chale...

Laura dijo...

Concuerdo con muchos comentarios, aunque en el que más me acerco es al de Ruido en el DF, no es de ciencia ficción porque el espacio es el pretexto, lo mismo pudo haber sido en la jungla o en un terremoto o en su casa. Es de redención, de cuando ya no puedes más y dices pfff esta vida apesta, y pasa algo que te dice o cambias o cambias. El único pero que yo le encuentro es que no me transmitió eso al máximo, vaya como que sabia que iba a pasar y porque y como y blablabla y no me produjo sobresaltos como en 127 horas por ejemplo que aunque sabemos es historia real, sabemos el final, sabemos todo, si hubo escenas en las que si me emocioné no lo niego.
Lo que se me hizo maravilloso -algunos dirán cliché, otros ridículos, pero es mi humilde opinión, -es la frase del Ganges y tener a la canicota azul como espectadora, que quieren, amo mi canicota.

Christian dijo...


Ah! y no olvidemos la escena, ¿homenaje? ¿coincidencia?, a Wall*E, con la Dra. Ryan Stone impulsándose en el espacio mediante un extinguidor

¡futs!

Mr.Iguana dijo...

En Chino, Ruso, todos tienen un dios y siguen los mismos estandares de vida como decia el personaje de George Clooney.

Ese guiño a la evolución de la ranita nadando y luego sandra bullock llegando arrastrandose a la cosa también es interesante.

Anónimo dijo...

No me parece que sea superficial, creo que realmente la película va de esa mujer que vive por inercia (como ya se dijo en algún comentario) a una mujer que tiene que decidir si quiere entregarse a la muerte o luchar por la vida.
Y también creo que la película tiene más méritos que tener a Sandra Bullock como "efecto especial" o que la maravillosa cámara del chivo Lubezki.

Champy dijo...

Tan bonito que es escribir nuestras opiniones como tal, sabiendo de antemano que serán leídas con el mismo respeto con que nosotros leemos las de los demás.
Y no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo, lo bonito es saber que en éste espacio nos respetaremos.
Creo que en lo único que se ponen de acuerdo los detractores es en que coinciden que la historia es "floja" y "poco profunda" según ellos, y muy respetable, mi duda es con cual vara medirán dicha profundidad.
Creo que en lo que si nos ponemos de acuerdo los Cuarofans es en esa revoución que armó para nuestros sentidos, con sustento o sin él, a mi me da lo mismo, lo vivido nadie me lo quita.
Y también me parece que el resultado final no depende, del trabajo de Sandra, a la cual le reconozco un enorme desempeño, el mejor de su carrera.
Yo lo que más le aplaudo es como una historia tan sencilla pudo llevarla a nivel de Obra Maestra, filmando esas escenototototas que parecieran imposibles, fotografiando impecable y majestuosamente y encima teniendo a la Bullock como protagonista.
Aplausos.... y de pie.

2046

Pedro dijo...

Creo que el problema de muchos de los detractores de Gravedad es que por alguna extraña razón (llámese todo el buzz/hype que tenía la película antes de estrenarse en México) esperan econtrar una Solaris o 2001. Actitud completamente injustificable,ya que la intención de Cuarón y compañía muy seguramente no era la de hacer una nueva Solaris. Se quejan de la falta de profundidad filosófica/psicológica/universal y nadie sabe porqué. El asunto es que, como alguien mencionó en comentarios anteriores, habría que preguntarse si miden con la misma vara otras películas (he escuchado comentarios de decepción de fans del batman de Nolan, y pa'cabarla, la tercera).
No podría estar más deacuerdo con esta crítica. Como Cuarón mismo dijo, es una película sobre la adversidad. Y como yo digo,sólo que ubicada en el espacio y filmada/fotografiada/interpretada majestuosamente ¡esa escena larguísima del principio!.

Yo lo que le aplaudo a los responsables de la película es esa sencillez/humildad al momento de contar una historia. Sin vueltas de tuerca innecesarias o argumentos pretenciosos. Una historia sencilla presentada magistralmente. No podía ser de otra manera.

Detractores: dejen de buscarle tres pies al gato.

Pedro.

iris martinez dijo...

Qué bonito! :')

Joel Meza dijo...

Pienso lo mismo que Champy: la historia es tan sencilla que salí maravillado de lo que se consigue en pantalla. Hora y media sin que se caiga un solo momento.

Al jair dijo...

Cuestiones filosoficas y tecnicas aparte, debemos valorar a Gravedad como una pelicula que reivindica el uso de los manuales y poner atención en los cursos.
¿Ya vieron el video del cosmonauta que se desmaya y queda a la deriva?
Por acá ----> http://calabaza.com.mx/2013/10/27/a-proposito-de-gravedad/

Lic. Anónimo dijo...

Si, es una película sobre la adversidad, sí, es una historia sencilla, sí, hay un personaje con un conflicto que acaba resolviendo de forma heroica, sí, la película hace guiños al parto, a la evolución y al feto, pero...nada de esto la hace una "obra maestra", es mas, ni siquiera la tienen que hacer una buena - ni mala - película. Son características de la obra, como su presupuesto multimillonario o sus efecto especiales.

Como una película de evasión y circo, es infalible, como The Hangover, pero con menos ideas que esta. La película es emocionante por las mismas razones por las que Rapido y Furioso 16 es emocionante, su sonido estruendoso, su banda sonora que te empuja hacia la ansiedad, las explosiones, la velocidad, etc

Cuando aparece una idea en Gravedad, uno se desilusiona rapidamente ya que es abandonada para sustituirla con un nuevo estimulo banal de "emoción".

La película es emocionante pero no por que hable de "emociones", sino mas bien, como una montaña rusa, donde uno inevitablemente siente como se le sube el estomago por las vueltas que da el carrito.

Creo que la fiebre actual por Gravedad es un engaño momentaneo generado por estas "emociones" mas fisicas que sentimentales, y la comprobación de ello llegara en uno años, y no serán tantos, cuando sus efectos visuales esten caducos y el poco drama restante cause risa. La capacidad de Gravedad por transmitir sensaciones físicas es innegable pero desafortunadamente es temporal por el rapido progreso de la teconología cinematografica en Hollywood y nuestra adaptacion como publico a sus avances. Sus ideas, son otro tema.

La tecnología tiene fecha de caducidad, las ideas no. Esta es la diferencia principal entre Nosferatu y Matrix, Señor de los anillos, superman, etc. Les sugieron que vuelvan a estas películas que no son tan viejas y vean como han cambiado.

Sergio Barraza dijo...

Me toco ver la master class de Jodorowsky en Morelia por Youtube,me llamo la atencion sus comentarios negativos al cine de Hollywood y se mofo de George Clooney en Gravedad que porque se tomaba un trago de Vodka en el espacio,creo que este señor por mas acreditado que este no entendio la cinta de gravedad.en cambio leo tu reseña y que maravilla de palabras bien dicho Ernesto.
saludos.

Christian dijo...

Oiga Lic Anónimo de las 01:30

No me quedó claro, ¿Gravity es para usted como The Hangover pero todavía con menos ideas que esta última?

Como diría Ed Harris: please elaborate.

Champy dijo...

Yo quiero montañas rusas como esta en todos los pinches complejos de Mty todos los fines de semana.
Y si caducan no me importa, se siente recogido arriba

2046

romen dijo...

Buena, pero ordinaria. Difiero, no creo que sea la falta de profundidad, sino la urgencia de Cuarón de proveerla de la misma, lo que hace pretenciosa (sin llegar a sabotearla) a Gravedad. Artificios como "mi padre quería un hijo" o los ya descritos guiños grotescos a la fecundidad (Cuarón desconoce por completo la sutilidad) lo único que logran es que la película tenga un tufo a manipulación.

Por cierto, de cuál fumó el crítico para comparar esta parafernalia con Casablanca y Qué bello es vivir, cintas que reflejan contextos históricos y los entramados de las relaciones personales que no muestra Gravedad???

Joel Meza dijo...

Ah, se me pasaba:
Loco, cursi y soñador.
Servido, Christian.
--
Sí, es una montaña rusa y de las buenas. Con todo y vodka con popote.

xtro dijo...

Spoiler
Ahora se porque la pusieron en sección de terror en un foro en el que estoy, esa escena donde se ve el agujero en el rostro del astronauta es horrible pero increíble!! Aghh


Creo que la cinta esta diseñada para IMAX o 3D o como le llamen porque sin eso el guión o la historia no tiene algo nuevo bajo el brazo, pero al menos Cuaron hace que la Gravedad este presente (y ausente) todo el filme, es un interesante viaje y si, entretenido. No se si la poca duracion de la cinta ayuda o no, aun no lo he decidido.

La mejor escena para mi es en el inicio cuando les llega la alerta de que dejen todo y se cubran, me gusto la musica que se escucha y la accion.

Al menos Cuaron no es tan predecible, sobretodo con la tecnologia usada para filmar la cinta, no como otros que usan lo que han hecho otros y cuentan sus espectacularmente vacias cintas. ¿Como lo haria Scorsese?


En el sitio Aintcoolnews.com uno de los criticos (que dice ser astrofisico) le gusto mucho la cinta, pero comenta sobre algunos errores en cuanto al especto tecnico o la fisica usado en la cinta, esta en ingles.

Anónimo dijo...

jaja ese ultimo anonimo me suena muchisimo a resendiz jaja

Alemán dijo...

Te calmas con tu "simple relato de sobrevivencia" respecto a All is Lost. Esa película si tiene tanates, no como Gravity. :P

Christian dijo...

El principal error, Xtro, es el tiene que ver con la decisión que toma George Clooney. No era necesario ya que actuó como si un campo gravitatorio lo estuviera jalando, vamos, como en aquella cinta de Límite Vertical ¿recuerdas? lo cual a todas luces es imposible ya que precisamente estan en un lugar de gravedad cero, la inercia que llevaba por el impulso de ese momento fue frenada en el momento en que Bullock lo detiene. Eso de que "te estoy jalando hacia mi" no era posible.

Pero bueno, pecata minuta hollywoodense. Todo en aras de hacer avanzar la historia.

Además, eso dice la teoría Newtoniana, nunca he estado en el eapacio para comprobarlo. Así que en una de esas chance y si...

:)

Christian dijo...

Anónimo de las 15:10, si te refieres al anónimo de las 01:30, no creo porque Resendiz nunca usa mayúsculas...

Cuanto anonimato oigan :/

Christian dijo...

Alemán,

All Is Lost es como comerte un filete completamente magro y sin acompañamiento. Es nutritivo, hasta puede ser mas o menos rico, pero algo le falta, es demasiado sano y limpio

En cambio si te comes un bife de chorizo atascado de grasa y salecita y pimienta agarra otro sabor no?

All Is Lost es un relato demasiado magro para mi. Ahí tenemos a "nuestro hombre" tratando de sobrevivir pero no sabemos nada de el, no sabemos que rayos hacia ahí en primer lugar, no sabemos nada. Eso si, cinematograficamente, la historia esta bien contada, pero es tal su desacoplamiento del lado humano del personaje principal que se siente demasiado magra, demasiado limpia de grasita.

Lo siento, nunca pude conectar.

Lo unico emotivo de esa cinta son los primeros, y casi únicos, dialogos que dice Robert Redford al principio, de ahí en fuera, todo lo demás, es demasiado frio, demasiado distante para conectar...

Saludos hasta París o donde andes ahora!

:)

Agustín T. Galván dijo...

Ehm… Me invocaron hace rato, pero andaba ocupado y solo me había dedicado a leer los posts.

Yo sigo insistiendo que llamarla cinta de ciencia ficción es entercarse en que Black Sabbath es un grupo satánico (matemáticamente han escrito más sobre drogas, LOTR y fantasía varia, y hasta sobre el amor que sobre Satán, pero bueno… Uy, son el diablo).

Es una simple película de desastres y su mayor valía es que mientras la película de desastres promedio se dedica a presentar un grupo y luego a despacharse uno por uno, sea por sus pros y por sus contras, lo que prevalece siempre es el espíritu de supervivencia de cada quién. Y aquí, insisto, la mayor valía es que no hay grupo. O bueno, el grupo se acaba casi en la primera escena. Nos quedamos con un elemento que es todos los elementos a la vez (su transformación va pasando del cero a la izquierda al carácter a prueba de todo).

Pero bueno, soy yo y unos cuantos. El resto, sí, sí, sí, Gravedad no le llega a los talones a Solaris porque… Ehm… Metan en el siguiente espacio el berreo que quieran. Todos riman al final: _________________________.

xtro dijo...

Ojala sandra bullock haga mas cintas como Gravity, crash y the blind side porque las otras películas de comedia, son para estrangular a su agente por darle material malo y tan comercial, antes de esas (yo decia antes) la unica buena era Speed, la que la lanzo a la fama, bueno Miss simpatia no es tan mala ni la de The heat, espero que siga asi.

A mi la que me emociona mucho es la Aventura del Poseidón, esa no se porque me envuelve siempre, tiene un elencote y esta cabron los sets al reves, saludos.

En cuanto a la fisica de Gravity me imagino que todo es en aras del drama y la emocion

Joel Meza dijo...

¡Censura en Vértigo!
A mi correo me llegó un comentario anónimo de alguien que denunciaba que aquí, aunque puras quejadencias, por fin algo le había gustado a Diezmartínez. Vengo a los comentarios y no aparece la denuncia.
¡Democraticemos los blogs!
@YoSoy135 (números primos en secuencia, para no ser tan básico como esos otros...)

Antropophagus dijo...

La película me pareció excelente, y visualmente es innegable que es fascinante. Yo la vi porque me recordaba a Odisea En El Espacio, pero claro que al final no tienen nada que ver. Es mas, esta (gravedad) ni siquiera es de ciencia ficción. En mi opinión, técnicamente es impecable, e incluso cuando odio a Sandra Bullock, aquí sentí simpatía por su personaje. El único problema que la detiene de ser una obra maestra, es su historia tan simple, la cual dio todo lo que podía (y Cuarón y su equipo la llevan con gran inteligencia), pero simplemente no se le podía sacar mas. Me recordó en ese sentido a 127 horas, otra película muy buena, pero no excelente, también centrada en la experiencia por sobrevivir de una sola persona (en las entrañas de la tierra en una, en el espacio exterior la otra), cuya historia tan simple, no permite algo mas apasionante.

Ernesto Diezmartinez dijo...

Primer anónimo: Gravedad no es una película de ciencia ficción. Es una cinta de sobrevivencia en el espacio, más bien. En cuanto a Bullock, de acuerdo. Juzgar actores es lo más subjetivo de este negocio ya de por sí subjetivo.

Romen: Mi estimado, no fumo nada. Y sí, claro, Qué Bello es Vivir retrata un gran contexto social. Y es muy realista. Y profunda. Y tiene a un ángel que viene a la Tierra a salvar a un suicida. Y a Dios y a San José platicando. Y en cuanto a Casablanca, claro, también es muy realista. Por eso la Bergman y su marido, perseguidos políticos, se ven tan chapeteados y con un guardarropa de lujo. En fin...

Xtro: Para decirlo de manera elegante, esos que buscan la realidad científica en una película de este tipo, son bien mamones.

Joel: Se....

Anónimo dijo...

Creo que Gravity es una gran película, hay quienes hablan de los erres que tuvo la producción, pero dentro de todo me gustó demasiado.