jueves, 4 de mayo de 2017

El cliché que yo ya vi/CXVIII



Joel Meza propone:


"Yo vendo unos ojos negros...": En las películas de fantasía o de terror, cuando un personaje es poseído por las fuerzas del mal, invariablemente se le ponen los ojos completamente negros (o de algún otro color suficientemente oscuro), perdiendo toda la parte blanca y logrando un inquietante efecto de inexpresividad, si bien bastante trillado.
Una variante muy bien lograda estuvo en los botones cosidos sobre los ojos por La Otra Mamá, en Coraline. Sin embargo, de unos años para acá lo hemos visto repetido en su forma más básica, en varias de las interconectadas (a fuerzas) cintas de Marvel, incluyendo el episodio del mes: Guardianes de la Galaxia Vol. 2.

1 comentario:

Champy dijo...

Epale!!!

A nuestra inolvidable Diana Salazar se le ponían yellow....no la olviden!

2046