domingo, 1 de enero de 2017

El evangelio del 2016... según Mauricio González Lara/XII



Finalmente, la CFE logró reanudar el suministro de energía eléctrica en el búnker del periodista y crítico (de cine, televisión y comida) Mauricio González Lara, así que pudo mandar su top-20 como sigue:


Estas son mis 20 películas favoritas de 2016. Sólo consideré las que se exhibieron en alguna sala del Distrito Federal o se estrenaron en Netflix (como es el caso de The invitation, Into the inferno y Blue Jay). 

1 Corazón de perro (Laurie Anderson). De acuerdo con El libro tibetano de los muertos –o mejor expresado, de acuerdo con la interpretación de Laurie Anderson de esa obra-, tras fallecer todas las criaturas pasan 49 días en el “bardo”, un estadio intermedio donde la memoria se disuelve para dar paso a una nueva conciencia que les permita entrar a otro ciclo de vida. En un inicio, los habitantes del “bardo” no se dan cuenta que están muertos, por lo que repiten los procesos cotidianos de su vida pasada hasta que la fragmentación mental barre con las imágenes y sensaciones que daban fe de su existencia. En un momento clave de Heart of a Dog acompañamos a Lolabelle, la perrita de Laurie Anderson,  en su viaje por el “bardo”. El pasaje es portentoso: un flujo de conciencia que desemboca en muerte, memoria y amor, sobre todo amor. Heart of a dog es el “bardo” de Laurie Anderson, un espacio mental en el que enfrenta recuerdos infantiles con el dolor de la pérdida  (la de su perra, la de su madre, la de Lou) para seguir adelante. Entrañable y vanguardista. Laurie Anderson es la heredera de Chris Marker.   

2 Carol (Todd Haynes). La pasión amorosa como vértigo estético. ¿Hay algo más angustiante que esos minutos finales donde el temor de haber llegado tarde casi se materializa en tragedia? Menos mal que no hay nada que la mirada de Cate Blanchett no pueda vencer.  El trabajo más luminoso de Todd Haynes.

3 Elle (Paul Verhoeven). El personaje de Isabelle Huppert es la variación antigenérica de la femme fatale de Stone en Basic Instinct. Encantadora, letal, enferma, divertida. La secuencia del ave y el gato es la clase de abstracción perversa que se espera de Peckinpah o Hitchcock. Verhoeven roza ese nivel. Bravo.

4 El demonio neón (Nicolas Winding Refn).  “Beauty isn´t everything, it´s everything”. La decadencia moral es un trance narcótico de escapatoria imposible en la que quizá sea la cinta más lograda y disfrutable de Winding Refn. Vibrante, ojete, inmersiva.  Jena Malone ratifica que es lo mejor que le ha pasado al mundo desde Chloe Sevigny.   

5 El hijo de Saúl (Laszlo Nemes). Si asumimos que la estética y ética son conceptos inseparables, ¿cómo filmar lo amoral, lo monstruoso, lo inmostrable? El realizador hungaro Laszlo Nemes intenta una respuesta con este brutal tour de force. En estos días en que todos compiten por hacer el plano secuencia más fantoche, y la crítica los celebra como si fueran un fin en sí mismo, El Hijo de Saúl es todo un desafío.

6 Animales nocturnos (Tom Ford). Falsedad, desgarramiento, venganza. Un perturbador noir que bien podría programarse en una función triple con Mulholland drive y Les salauds. Un trabajo controlado y grave de Ford, quien parece tener una obsesión autoral con hombres que lidian con la tragedia y el rechazo en mundos superficiales y ajenos.

7 Manchester junto al mar (Kenneth Lonergan).  Un contenidísimo Casey Affleck da la actuación masculina del año como un hombre traumatizado que busca conectarse de nuevo con el mundo. El segundo trabajo mayor de Lonergan (Margaret).

8 La invitación (Karyn Kusama). Una bomba de tiempo calibrada con inteligencia y oficio. La imagen de la ciudad de Los Angeles llena de lámparas rojas es el material del que están hechas las pesadillas.

9 Blue jay (Alexandre Lehmann). Sarah Paulson y Mark Duplass son una de las parejas más memorables de la década.  ¿Cómo no amarlos cuando cantan “No more I love you´s” en un ataque de nostalgia amorosa? La fuerza creativa de los hermanos Duplass es encomiable. 

10 Bellas de noche (María José Cuevas). Los mexicanos estamos muy peleados con nuestra cultura popular. Más allá de las conmovedoras historias de lucha de Olga Breeskin, Lyn May, Wanda Seux y la Princesa Yamal, Bellas de noche nos reconcilia sentimentalmente con una parte importante de la cultura urbana del México del siglo pasado; con nuestro “pop”, pues. La secuencia de Wanda en Plaza Galerías es uno de los pasajes más conmovedores del cine mexicano reciente.

11 La bruja (Robert Eggers)

12 El abrazo de la serpiente (Ciro Guerra)

13 Tren a Busán (Yeon Sang-ho)

14 Sully (Clint Eastwood)

15 El buen amigo gigante (Steven Spielberg)

16 Un hombre irracional (Woody Allen)

17 La Langosta (Yorgos Lanthimos)

18 El libro de la selva (Jon Favreau)

19 Into the inferno (Werner Herzog)

20 Me quedo contigo (Artemio)

Bonus track: Dos buenos tipos (Shane Black)

Obra maestra del 2015 que vi en 2016 y de la que escribiré en 2017: Bone Tomahawk (Frontera caníbal, S. Craig Zahler)


Series: Horace and Pete, The Americans, The night of, Bojack Horseman, The people vs. OJ Simpson, Better Call Saul. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

La lista de peliculas bien. La de series no tanto.