miércoles, 17 de junio de 2009

Hoy en el 29 Foro.../VIII


Vals con Bashir (Vals im Bashir, Israel-Alemania-Francia-EU-Bélgica-Australia-Finlandia-Suiza, 2008), tercer largometraje del cineasta israelí Ari Folman, es todo lo que usted quiera, menos convencional. El primer filme documental-bélico-psicoanalítico-animado en la historia del cine, Vals con Bashir es una fascinante, provocadora y contradictoria exploración personal/colectiva/generacional sobre el papel que jugó el propio cineasta Folman (y, simbólicamente, Israel mismo) en el atroz genocidio de Sabra y Chatila, sucedido en Beirut en septiembre de 1982, en plena invasión israelí del Líbano, cuando un grupo de falangistas cristianos, apoyados por el ejército israelí dirigido por Ariel Sharon, masacró a más de tres mil refugiados palestinos (mujeres, niños, ancianos) como una represalia por el asesinato del Bashir del título, el presidente electo de Líbano, que era apoyado por Israel...

Esta reseña se publica hoy en la sección cultural del diario REFORMA.

Vals con Bashir se exhibe hoy y mañana en la Cineteca Nacional.

15 comentarios:

Joel Meza dijo...

No he visto Vals con Bashir, pero ¿no entraría Persépolis en la categoría que planteas (documental-bélico-psicoanalítico-animado)?
---
Supongo que si alguna vez se hiciera Maus (el cómic de Art Spiegelman sobre el Holocausto) en película, llenaría completamente esta descripción.

Diezmartinez dijo...

Buen punto, Joel. Aunque en el caso de Bashir la guerra es el centro mismo de la trama. Los conflictos políticos/bélicos en Persépolis forman parte del desarrollo de la protagonista, pero igual que su vida familiar o su estancia en Europa.

Champy dijo...

Y Nausicaa? Tampoco?

Ese cuadro me recordó El amante menguante....

2046

Diezmartinez dijo...

Las entrevistas que vemos en Bashir fueron realizadas con los compañeros y amigos del cineasta. Son ellos, caricaturizados. En ese sentido, es un documental convencional, pero animado. En otros segmentos la animación es mucho más libre, como en la imagen que se muestra en la entrada.
Nausicaa es extraordinaria... Ya me dieron ganas de volver a verla.

Champy dijo...

Y esa imagen no te evoca El amante menguante?

Miyazaki es la hostia... sabes si ya se tiene fecha para estrenarse Ponyo aqui en México?

2046

Diezmartinez dijo...

Sí, claro. En cuanto a la fecha del estreno, ni idea. Honestamente, no me informo mucho de fecha de estrenos porque los cambios son tantos que es dificil seguirles la pista. Con decirte que In-Sectos está programada desde mayo... de 2008. Y cada mes o dos meses entra de nuevo a la lista de "seguros estrenos".

marichuy dijo...

Ernesto antes que anda una pregunta:

¿Pasa algo con tus feeeds? Hace días en mi reader de google no aparecen tus actualizaciones, desde el 12 de junio, para ser precisa.

Y ahora si, sobre este joyita tan fascinante como contradictoria. Qué difícil verla desde el punto de vista "estrictamente cinematográfico". Es bellísima y sus imágenes poseen una fuerza y una capacidad de conmover, inimaginables para mí, que no gusto nadita del cine bélico; la banda sonora... todo embona para crear una experiencia visual grandiosa.

Pero... siempre hay un pero... detrás de tanta belleza y de un discurso que puede ser honesto, subyace el horror, a partes iguales con la búsqueda de la expiación. Siento que Folman, no sólo escarba en su memoria para esclarecer aquellos infaustos hechos; también, quiere dejar clara la "inocencia" del ejército de su país. Mi abuela diría, tan peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata.

Saludos

PS Impactante film, pero, con tu perdón: ojalá ese gran humanista Ariel Sharon... se pudra en el infierno por los siglos de los siglos. Amén

Joel Meza dijo...

(¿Los judíos tienen infierno?)
En mi blog tampoco se actualizan los feeds de cinevertigo...

Diezmartinez dijo...

Joel, Marichyt: Dejen ver por qué pasa eso. Ni idea. Yo entro como usurario-creador y sí están actualizándose. A lo mejor hice algún cambio que echó a perder el asunto.

En cuanto a lo del infierno judío... Ni idea (¿algún judío en la sala?).

Marichuy: En efecto, la cinta es una suerte de expiación del propio Folman por su participación pasiva (que, como bien dices, no es disculpable) en la masacre de Sabra y Chatila. Su posición de aceptar la culpa llega al extremo de comparar el Holocausto judío con Sabra y Chatila (la plática que él tiene con su amigo psicoanalista), algo que era (y sigue siendo) impensable para la intelligentsia judía. Una suerte de anatema intelectual/histórico que pone a discusión el propio Folman. Creo que este tipo de detalles (además de la propia animación) es lo que hace más interesante la película.

Diezmartinez dijo...

Ya me suscribí yo mismo a ver si se lee en google reader el blog. Se me ocurre que como cambié de icono, pude haberle movido algo (estoy aprendiendo a manejar estas madrolitas). ¿Pueden de-suscribirse y suscribirse de nuevo, a través del nuevo icono a ver si resulta?

Joel Meza dijo...

Voy a intentarlo en el mío a ver qué tal.
---
¿Y cómo le ha ido a Folman con su nación con la película?

Tyler dijo...

Marichuy, si Ariel Sharon no está en el infierno propiamente dicho, si está en un lugar muy cercano. Bien merecido se lo tiene.

marichuy dijo...

Joel: según la prensa europea, el gobierno israelita ha "apoyado fervorosamente" el film (nada como darse baños de apertura), mientras que la Academia de Cine, le otorgó varios premios. En cuanto al público, no sé; pero me queda claro que no todos tienen que ser como sus gobernantes; aunque el haber elegido al Benjamín Netanyahu -situado a la derecha de Sharon-, tampoco habla muy bien de ellos, precisamente.

Tyler: Hasta donde entiendo, Ariel Sharon no se ha muerto; según yo, sigue en coma desde hace dos o tres años. Lo que no sé, es si el coma profundo, sea equivalente al infierno.

Tyler dijo...

Exactamente Marichuy, está como vegetal. Según yo eso es bastante cercano al infierno.

Joel Meza dijo...

Eso me recuerda un capítulo de Twilight Zone.