jueves, 4 de junio de 2009

Hoy en el 29 Foro.../I


Mishima, una Vida en Cuatro Capítulos (Mishima: A Life in Four Chapters, EU, 1985), de Paul Schrader. El Foro de la Cineteca de 2008 inició el año pasado con el clásico irrebatible El Chico (Chaplin, 1921) y varias Muestras Internacionales de Cine han inaugurado funciones con otros clásicos chaplinescos como La Quimera del Oro (1925) o Luces de la Ciudad (1931), además de filmes de otra naturaleza, pero igual de canónicos, como Bella de Día (Buñuel, 1967).

En esta ocasión, el Foro de la Cineteca número 29 inicia hoy con Mishima, una Vida en Cuatro Capítulos, quinto largometraje del estudioso del cine, guionista y cineasta Paul Schrader, una cinta que, aunque he aprendido a admirar cada vez más, creo que no se puede comparar favorablemente con las películas mencionadas en el párrafo anterior. De hecho, si se quería homenajear a Schrader con la programación de una de sus obras, ¿por qué no exhibir ¿Dónde Está mi Hija? (1979) o Gigoló Americano (1980) que, creo, son mucho más logradas que Mishima...? En fin: acaso la respuesta esté en el hecho de que el Foro de la Cineteca nació originalmente para exhibir un cine más "dificil", más "marginal", menos "convencional", y en este sentido Mishima... encaja mucho mejor en este tipo de filmes.

Producida por los camaradas de Schrader, George Lucas y Francis Ford Coppola, a través de sus propias compañías fílmicas y en el entendido de que estaban apoyando un cine de escasa rentabilidad económica, Mishima... está divida en los cuatro capítulos del título -llamados "Belleza", "Arte", "Acción" y "Armonía de la pluma y la espada"- que nos muestran momentos claves de la vida y la espectacular muerte del poeta, novelista, ensayista, dramaturgo e intelectual Yukio Mishima (1925-1970).

La estructura narrativa de la cinta, su controlada puesta en imágenes y la hipnótica música compuesta por Philip Glass son, en todo sentido, admirables. Estamos ante una película que podemos, sin más problemas, respetar. Pero, en lo personal, me ha dejado frío en cada una de las tres ocasiones que la he visto. Problema mío, sin duda alguna.

La puesta en imágenes y el montaje de las mismas están cerebralmente planeados. El filme inicia el 25 de noviembre de 1970, el día en el que Mishima y un cuarteto de cadetes de su ejército personal, "la Sociedad del Escudo", llegan a un cuartel militar y toman prisionero al general en jefe, con el fin de dirigir una invectica en contra de la corrupción (léase: occidentalización) del alma japonesa. Este episodio, que terminará en el suicidio ritual del propio Mishima ante el fracaso de su cruzada "purificadora", irá avanzado, entrelazado, con los otros tres capítulos, centrados en la infancia, juventud y madurez del escritor e intelectual, así como en algunos aspectos claves de su vida: la relación con su aristocrática abuela, su fracaso al no poder participar como quería en el ejército, su homosexualidad más o menos oculta/reprimida, su encumbramiento literario que lo convertirá en el escritor japonés más famoso de su época y su activa participación política en pos de una vuelta al pasado imperial de un Japón que él ve como "corrompido" y "modernizado".

Cada segmento inicia con las imágenes en blanco y negro del pasado de Mishima (Ken Ogata de adulto), narrado por él mismo en off (voz de Roy Scheider) y estas escenas se van sucediendo paralelamente a varios fragmentos de obras escritas por el propio Mishima. Así, el presente en tono funcional/documental -los preparativos para tomar el cuartel- se entrelaza con el pasado en blanco y negro, y éste, a su vez, con las ultraestilizadas y coloridas adaptaciones fílmico-teatrales de "El Pabellón Dorado", "La Casa de Kyoko" y "Caballos Fugitivos" que, de alguna manera, sirven como una suerte de espejo emocional/ideológico de la vida y el pensamiento de Mishima.

Acaso ésta sea la cinta más personal de Schrader, la que él siempre quiso hacer, sobre un personaje que él mismo hubiera inventado si no hubiera sido histórico y real. Por lo mismo, es una pena, de verdad, que sea una película que me dice y emociona tan poco. Insisto: problema mío.

9 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Ah... "Cositas" (la película... No 'asté, mi estimado).

mauricio dijo...

No tan tuyo eh. Igual para mí es de lo menos emocionante de Schrader. Encuentro mucho más emocionantes Autofocus y sobre todo Light Sleeper, que me parece enorme. Aunque,como tú,le reconozco méritos aMishima. A veces se confunde el "no me gusta" con el "es mala". Error.
Saludos y ahora sí ya postee por fin lo de the wire. Fernanda no se equivocó:sí me eché un mes. ja ja
salu2!
Mauricio

Diezmartinez dijo...

Sí, leí tu texto. Tal vez no debí hacerlo porque aún no veo las temporadas cuatro y cinco. Pero, bueno, guatajel...

En cuanto a lo otro, sí, claro, uno puede encontrar méritos y hasta admirar una cinta como Mishima, pero encontrar más emocionante y hasta cercano un filme con una puesta en imágenes más elemental o hasta precaria. Creo que esta es la película más pretenciosa de Schrader. Aunque también la más personal.

mauricio dijo...

Realmente los spoilers no importan. Diezmartinez, no jodas con que leí tu texto, ¡ve y coméntalo! Alonso trajo su top game a mi despedida; Fernanda lo hará; y espero que todos los que alguna vez me hayan revisado lo hagan. Incluso los más críticos y los que me consideran infumable. Sé que the wire no es tan popular, que muchos no la han visto, y que no tendría la atención de, digamos, david lynch,pero sí me gustaría en este corte de caja ver a todos los que en algún momento me han leído y que sé que llegaron por tu blog. (Y sí, aunque no lo creas,eso te incluye a ti Paxton ;-))sean crueles,no importa.Además, Alonso te suelta un desafío interesante.
P.D. Que con uno que logre que vea The wire ya me doy por bien servido.

Diezmartinez dijo...

Ash... Ok, ok... Voy y lo comento más al rato.

Joel Meza dijo...

Ah, qué bueno que avisan que hay spilers de The Wire, porque ya iba a cinecdoeque a leer lo de Mauricio. Mejor me espero, porque no he empezado con la serie todavía.

Paxton Hernandez dijo...

¿Qué onda con UP? Con todo respeto, la "reseña" de tu compañero de páginas Aviña, ni reseña es.

Diezmartinez dijo...

Yastá la reseña...

Joel Meza dijo...

Ese "con todo respeto" me recordó el "con todo respeto" de Will Ferrell en la de Ricky Bobby...