viernes, 28 de noviembre de 2008

Una Vieja Amante


Con una discutida obra de corte erótico/provocador construida a lo largo de más de tres décadas –y que, en buena parte, permanece inédita en México-, Catherine Breillat ha cambiado relativamente de piel en su accidentado décimo-primer largometraje, Una Vieja Amante (Une Vieille Maîtresse, Francia-Italia, 2007), basado muy libremente en la escandalosa novela homónima del siglo XIX escrita por Jules Amédée Barbey d’Aurevilly (1808-1889).

He escrito el adjetivo de “accidentado” apenas de manera justa: la filmación de Una Vieja Amante se atrasó varios meses debido a que Breillat sufrió una hemorragia cerebral masiva a fines de 2004, ataque que se repitió cuando la cinta ya había sido completada. Con todo y sus limitaciones físicas y de salud, Breillat dirigió la película y, por si no fuera poco, tuvo que afrontar, en pleno rodaje, que su actriz principal Asia Argento sufriera un casi mortal ataque de peritonitis.

Ubicada la trama en París, en 1835, he aquí el apasionado triángulo amoroso entre el joven vividor Ryno de Marigny (Fu’au Ait Aattou, blando), su virginal prometida de alcurnia Hermangarde (Roxane Mesquida) y la vieja amante del título, la española señora Vellini (Asia Argento, nacida para este tipo de papeles), quien conquistó y fue conquistada por Ryno diez años atrás y que no está dispuesta a dejarlo ir al lecho de la bellísima pero desabrida aristócrata Hermangarde.

El centro del filme es, con mucho, lo mejor: en él, la anciana abuela de Hermangarde, la Marquesa de Flers (Claude Sarraute), le exige a Ryno que le cuente, durante una noche de conversación, todo sobre su relación con Vellini. Así, a través de un extendido flash-back –que es interrumpido varias veces por los emocionados comentarios de la curiosa Marquesa- vemos cómo se conocieron los amantes, su flechazo/rechazo inmediato, su furioso intercambio de flirteos/ataques y su escandaloso ayuntamiento climático después de un duelo que terminó en sangre y –literalmente- saliva.

Aunque en la cinta no faltan el erotismo y –tratándose de Breillat- la infaltable sexualidad explícita, el afán provocador de la cineasta está bastante atemperado por las restricciones estilísticas del cine de época, fórmula a la que pertenece Una Vieja Amante. Sin embargo, el clasicismo de la puesta en imágenes no se corresponde con la desigual adaptación de la historia, que cae en no pocos desafueros, como la escena en la que Vellini chupa la herida ensangrentada de Ryno o la trágica secuencia africana que roza con la franca autoparodia.

Es aquí donde aparece, para bien y para mal, la Breillat que ya conocemos: desbocada, sin ataduras, sin límites. Podrá haber sufrido todos los ataques cerebrales que usted quiera, pero en Una Vieja Amante aparece la Vieja Breillat de siempre.

9 comentarios:

adayin dijo...

Esta ha sido la unica cinta que he visto de la directora y no sali muy emocionado que digamos. Creo que me desagradaba mucho el actor y el personaje principal. Además que nunca le vi mucho motivo a narrar la pérdida que sufren esos dos amantes (no hay consecuencias que afrontaron ni el dolor que cargan, ni resentimientos) Ja, igual asi es la directora en sus películas y uno no esta acostumbrado...

Pero, jajajajaja.... ¿ya viste a CLint Eastwood con "well, do you?" Que angustiosa reseña has escrito de la cinta "The Women", jajaja, angustiosa y divertida. ¿Es entonces esta la peor del año? Para evitarla como la peste

PD. ¿De plano Scott para Bond? ¿Para Batman?

Diezmartinez dijo...

No, Adayin, Breillat es más tempestuosa y provocadora de lo que aquí muestra.

Y no, todavía no he visto al viejo Clint, pero por lo menos vi el trailer de nueva cinta, en donde parece que vuelve a hacer una especie de Harry el Sucio pero ruquito.

The Women no es lo peor del año, pero se queda cerca.

Scott siempre ha sabido montar escenas de acción emocionantes y coherentes. Si no te convence Scott, ¿qué tal el Spielberg de Minority Report?

Paxton Hernandez dijo...

Ya sabes lo que pienso de la Breillat, de su derrame cerebral y de este churro.

Sin comentarios, no me vayan a tildar de cruel y despiadado.

Joel Meza dijo...

Pos yo no he visto ninguna de estas películas (sucios).
---
Scott para Bond... ah, sería muy bueno, ahora en esta vena seria que traen Wilson y Broccoli. Si no, Spielberg también podría retomar ese viejo sueño que lo llevó a hacer Indiana Jones. Sí, sí, que lo haga todo lo oscuro que quiera y deje en paz al martillito.

Joel Meza dijo...

"... perra sexy con exceso de curvas..."
No se diga más. Ya compré mi boleto.
("Well, do ya, punk?")

El Duende Callejero dijo...

Por cierto... Joder, que Clint Eastwood ya deja la actuacion, que ahora pura dirección... ¿Cómo va a ser eso? Seña que estamos viejos, maldición... Sólo falta que my nigga se ponga a ver Kelly's Heroes y entonces sí, mal rayo nos parta.

Diezmartinez dijo...

Ah, sí, Sandoval, donde sea que estés: no veas, porfavorcito, nada de/con Clint Eastwood.

Joel Meza dijo...

Bueno, creo que por una o dos de semanas más Eastwood está seguro, el Sandoval probablemente no ha terminado todavía su ritual de ver Bond en cada pantalla donde se exhibe en la ciudad.

Demian dijo...

Aburrida, larga y tedioso. Pero por sobre todo fria. Tal vez esta sea la herida de muerte de un film que no conduce a nada. La Sombra de Amistadaes peligrosas es muy grande y termina por opacar todo intento de profundidad.
Asia Argento cumple con su belleza, erotismo y ajustada interpretación, todo un contraste con el protagonista, completamente insulso y lobotomizado.