domingo, 16 de noviembre de 2008

Sé lo que viste el fin de semana pasado.../LX


007 Quantum (Quantum of Solace, GB-EU, 2008), de Marc Forster. Muy probablemente el más serio filme de Bond de toda la historia. El 007 de Daniel Craig es el menos suave y el más rudo de todos: no sabé qué demontres toma, coloca el cadáver de un amigo en el basurero, provoca la muerte de quien se le acerca y hasta "M" (Judi Dench) termina dudando de él. Nunca Bond ha estado tan solo y nunca ha tenido menos sentido del humor. En unos días, la reseña in extenso.


La Isla de los Dinosaurios (Urmel aus dem Eis, Alemania, 2006), de Reinhard Kloos y Hoger Tappe. Muy mediocre filme animado de origen alemán. El problema no es la calidad de la animación digital -digamos que da el gatazo- sino la inane historia que cuenta: un huevo de dinosaurio sobrevive congelado y llega, incrustado en un iceberg, a una isla habitada por un científico que ha enseñado a varios animales a hablar y a caminar en dos patas. El dinosaurio será adoptado por tal singular familia y san-se-acabó (ah, sí: hay también un dizque villano aristócrata que llega a la isla a matar al susodicho dinosaurio: ajummmm). Y repito lo mismo que escribí en la reseña de REFORMA: ¿los distribuidores no ven las películas? En este filme no hay dinosaurios sino dinosaurio. Uno solo. Mi reseña en REFORMA.


5 comentarios:

Joel dijo...

Se me hace que Haggis les ganó el pleito a Purvis y Wade...

Diezmartinez dijo...

Sí, de calle. Pero no es mala película, aclaro. Por lo menos no para mí. Es mejor Casino Royale, es cierto, pero, bueno, Casino Royale es uno de los tres o cuatro mejores filmes de Bond de toda la serie.

El Duende Callejero dijo...

Me lleva Jean Claude Van Damme (o sea... el belga... pero en femenino y no propiamente así, pero vaya que rima. Jo). No la estrenaron en Mochis. De hecho estrenaron pura JCVD. Desgraciados. Pero todo se paga en la vida.

Joel Meza dijo...

Igualmente, Ernesto: no me parece mala. Lo que sí me parece es que no es tanto una película de Bond, como un ensayo de secuela/apuntes al margen para seguir mostrando cómo Bond se convierte en lo que ya conocemos. Me huele a trilogía. El punto bajo en ésta es más que evidente, como dices: nunca Bond ha estado tan solo. Así que en el hipotético plan de Haggis/Purvis/Wade la tercera se moverá a terrenos más vivos y festivos.

Joel Meza dijo...

Por cierto, 'ora sí ya voté y es por Quantum. Ta-ta.