viernes, 21 de noviembre de 2008

A los maestros, con cariño/XVIII


"Buster Keaton afirmaba que todos los cómicos, en el día de su debut, pretenden ser más divertidos de lo que verdaderamente son. Y en esto radica mucho de sus fracasos.

Los críticos de cine tienen un comportamiento muy distinto al de los cómicos; ellos pretenden ofrecerse lo más antipáticos posible. Y en esto suele radicar su prestigio.

Yo pienso que me encuentro más cerca del cómico que del crítico, porque me encanta que me amen. En estas condiciones van ustedes a tener un mal crítico al uso durante un tiempo que yo espero sea largo...

Quisiera señalar otro de mis defectos, ya que si ustedes van a consultar esta columna en el futuro, para ir o no a una sala cinematográfica, bueno será, también, que sepan en lo que gastan su atención. Por lo pronto afirmo que me gusta mucho el cine y que veo, incluso con placer, películas que yo sé que son malas. Por regla general, a los críticos nacionales no les gusta el cine y a muchos no les gustó jamás un solo filme..."


Fragmento de la presentación de Paco Ignacio Taibo I (1924-2008) en su columna de crítica fílmica que tuvo durante varios años en la revista proceso.

7 comentarios:

Joel Meza dijo...

Confieso que nunca he leído a Paco Ignacio Taibo I. Este fragmento me indica que tal vez la he regado por años.

Diezmartinez dijo...

Bueno, quedan sus libros sobre la comedia americana. Son muy buenos, bien informados y, sobre todo, bien escritos.

Josafat M. dijo...

Ya ven, no tiene nada de malo andar viendo Toxic Avenger.

Paxton Hernandez dijo...

¿Uh?

Pero entonces, Ernesto ¿dónde ponemos a Marco González Ambriz, que es cómico y un mamón insufrible por igual?

Diezmartinez dijo...

Por cierto, Paxton, ¿qué habrá pasado con él? Y, por otra parte, supongo que habrá otras categorías, más allá de "cómico" o "mamón"... Espero.

Joel Meza dijo...

Ah, ahora entiendo todo...

Paxton Hernandez dijo...

Sepa el carajo.

Lo último que actualizó en su página fue en ¡septiembre! Lo acabo de sacar de mis links, blogs o sitios muertos no merecen espacio.

Pero sí, sobre qué habrá pasado con él, seré el Duende: ¿Uh?