lunes, 3 de noviembre de 2008

La narrativa y la razón en las campañas



Alguien dijo alguna vez que si las elecciones sirvieran de algo, ya las hubieran prohibido. Pero no dejan de ser interesantes y más cuando se trata de elegir al Presidente de los Estados Unidos. Como desde México no podemos hacer nada -de hecho, tampoco podemos hacer gran cosa en la política nacional- le dejo la voz a David Bordwell, que desde la teoría fílmica entrega un fascinante ensayo sobre la narrativa en las campañas de McCain y Obama, claramente spielbergianas/scorsesianas, según él.

Y más acá, una jeremiada sobre la ignorancia y la ausencia de racionalización del votante promedio en Estados Unidos -y fuera de Estados Unidos, diría yo- escrita por un colérico Michael Atkinson. Lo que dice el cinecrítico Atkinson lo ha argumentado, lúcidamente Adam Curtis en su extraordinaria serie televisiva The Century of Self, reseñada por un servidor aquí.

6 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

puagh

Joel Meza dijo...

Pues por lo pronto mi peluquero le acaba de subir al corte "por el dólar"...

El Duende Callejero dijo...

Yo no voy al peluquero. Jo. Soy burgues, como dijo un día el sr. Murillo-Mr. Hitchcock.

Tyler dijo...

voy Obama

Joel Meza dijo...

Pues 'orita McCain ha de andar buscando a todo lo que da, una pariente ruquita que se le petatee de última hora, para recuperar las simpatías de quienes se les encogió el corazón de ver las lágrimas en el rostro de Obama... qué timing el de la viejita, ¿no?

Diezmartinez dijo...

Sí, así son las abuelitas de generosas...