domingo, 23 de noviembre de 2008

50 Muestra Internacional de Cine/VIII


Vista en Guadalajara 2008, en donde ganó casi todo (Mejor Película, Mejor Guión, Mejor Actor, Mejor Actriz, Mejor Fotografía, Premio del Público) Desierto Adentro (México, 2008), sólido segundo largometraje de Rodrigo Plá (La Zona, 2007), se exhibe ahora en la Cineteca Nacional, dentro de la 50 Muestra Internacional de Cine. Aquí está mi primera impresión de Desierto Adentro, cuando la vi, hace ya varios meses.

16 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Hey... Cristeros en el cine de México. Orale, en algún lugar del mundo un venado debe dar a luz de forma feliz. Ya con eso la veo, así termine mentándoselas por "mirar lejos, vivir en cámara lenta".

Diezmartinez dijo...

Bueno, hay otros ejemplos de la guerra cristera en el cine mexicano: A Paso de Cojo, de Alcoriza, La Guerra Santa, de Taboada (la vi en el cine, en su momento) y Lluvia Roja, de René Cardonay con Jorge Negrete, aunque esta última no hace alusión directa a los cristeros, por más que la cinta esté ambientada en los 20 y se hable de rebeldes fanáticos que están en contra del gobierno. La mejor es la de Taboada, con mucho. Las tres han sido programadas en la tele, en De Película. Hace poco ahí volvi a ver La Guerra Santa.

Diezmartinez dijo...

Ah, y están los documentales de Nicolas Echevarría sobre el tema. Pero esos salieron en la tele, en Canal 2, hace varios años. Por ahí los tengo, grabados en VHS.

El Duende Callejero dijo...

Pero vaya que es un tema rico en historias, pero despreciado en cine, teatro, literatura, etcétera. Hay, pero a cuenta gotas. Por eso da lástima lo que le pasó a Del Toro: qué morbo saber que en lugar de guerra civil como telón de fondo en el Espinazo del Diablo, sería la Guerra Cristera. Pero neee... A España con todo y chivas. A ver qué tal esta... A ver si vienen otras.

Diezmartinez dijo...

Curiosamente, en el caso de Alcoriza con A Paso de Cojo, fue al revés de Del Toro. La novela en la que está basada la cinta de Alcoriza está ambientada en la guerra civil española, pero él cambió todo para traerla a la guerra cristera mexicana. Y, sí, ese episodio es poco conocido en el cine nacional, especialmente. Ahora que recuerdo, creo que estaba en planes una biopic sobre el Padre Pro, el mismo que Obregón profetizó que se convertiría en santo: San Bomba.

Joel Meza dijo...

De niño estudié en Sahuayo, Michoacán, pueblo católico como el que más. O más que el que más. Todas las escuelas pertenecían a alguna orden católica (yo estuve con los Maristas, tal vez los más alivianados). Muchos de mis compañeros de escuela tenían parientes viejos que recordaban con odio esos tiempos... también uno que otro maestro o maestra. Nunca lo entendí, porque por supuesto está borrada de los cursos de Historia. Mis papás me explicaron algo en su momento y lo demás lo leí en las columnas que un señor de Jiquilpan, el pueblo donde vivíamos, publicaba en la revista Impacto, según recuerdo. Sí, hace falta conocimiento de lo que ha pasado en menos de un siglo en el país para que terminemos de entender por qué está pasando lo que está pasando ahorita.
Yo no he visto ninguna de las que mencionan, por cierto.

Diezmartinez dijo...

Chin: ¿Impacto? No, mejor leete La Cristiada de Jean Meyer.

El Duende Callejero dijo...

Mi abuelo materno estuvo metido en la revuelta. Por eso me supe una versión temprana que, luego, al ir creciendo y ver que en ningún lado se decía qué diablos había pasado... Me interesó lo suficiente como para recopilar material sobre el evento. No sé ya dónde quedó la mayoría, ese es el producto de las mudanzas. Sin embargo, como bien apunta mi estimado, hay varios materiales, como el de Meyer, Savarino, Ceballos... Entre otros, que tratan el tema a fondo. Es más, entiendo que el siempre escandaloso Francisco Martín Moreno acaba de sacar una novela que toca el tema: México Acribillado.

Los cristeros. Un tema apasionante, olvidado... En verdad.

Por cierto, mi estimado, qué tanto se adentra la película en el tema: lo borda sólo como telón de fondo, es parte sustancial de la trama, o bien podría ser la Independencia... Porque el sentimiento de culpa es universal ¿no?

Joel Meza dijo...

Sí, tengo que comprar el libro de Meyer. Y esta película, pues hasta el DVD. Ni hablar.

Diezmartinez dijo...

Duende: Es más un mero telón de fondo. El tema es la culpa y la familia.

El Duende Callejero dijo...

Mmm... Así que igual puede ser ese oximorón: la resistencia pacífica. En fin, algo es algo. Supongo.

Diezmartinez dijo...

Bueno, no es una cinta de ambientación histórica. Pero el telón de fondo de la cristiada le da un peso específico a la trama. Claro, para eso hay que saber de que existió esa aberración llamada guerra cristera.

Joel Meza dijo...

Pos ya perdió ante el "gran" público mexicano desde ahí. Recuerdo que cuando se estrenó ¿De qué lado estás? varios veinteañeros con quienes hablé de la película no tenían idea de a qué hechos hacía referencia. Y como la película tampoco se animó a dar santo y seña, para cualquier adolescente y veinteañero "informado" sólo por las fuentes oficiales (la escuela, pues), la película no tiene mucho sentido en el México que conocen.

Diezmartinez dijo...

Hay referencias directas a la guerra, pero la trama está centrada en la culpa del papá por entregar a un cura a los federales. Se lleva a los hijos al desierto, construye una casa y una iglesia, y les oculta a los hijos que la guerra acabó. El Desierto de la Pureza, pues, pero visualmente mucho más interesante y temáticamente más inquietante.

Joel Meza dijo...

Ah es como yo, que en mi casa no tengo cable ni tele por satélite.

El Duende Callejero dijo...

La última carcajada del Cristero...