viernes, 15 de febrero de 2008

¿Y con qué se come?/II

Crónica de un Verano (1962)


Un asiduo visitante de este blog, Tyler, pregunta que es eso del cinéma-verité. En The Film Encyclopedia de Ephraim Katz (Harper, 1994) -¿por qué la gente no cita sus fuentes de información, por cierto?- se define como el estilo fílmico a través del cual se intenta capturar la "verdad" a través de la observación directa y sin adornos de los acontecimientos. Es decir, se supone que el director debe renunciar al uso de técnicas narrativas convencionales que afecten la veracidad de lo que está mostrando.


El primer antecendente de esta propuesta ética/estética es el cine de Dziga Vertov y sus teorías del cine-ojo (Kino-Glaz) y cine-verdad (Kino-Pravda) pero, en realidad, el cinéma-verité tal como lo entendemos nace casi simultáneamente en Estados Unidos y Francia a fines de los 50 e inicios de los 60. Aparentemente, el término se usó por vez primera en Francia para referirse al documental Crónica de un Verano (Rouch y Morin, 1962), cinta que consiste en una serie de entrevistas callejeras con parisinos comunes. En Estados Unidos ya se usaban técnicas similares al cinéma-verité desde fines de lo 50, aunque los cineasta americanos llamaban a sus filmes ejemplos del cine directo.

22 comentarios:

Joel Meza dijo...

Por cierto (claro que no, pero es el lugar común, aunque, por la propuesta, sí tiene algo que ver), ¿ya viste que Diary of the Dead recibió muy buenas críticas? A ver cuántos sobrevivimos a ésta.

Diezmartinez dijo...

De hecho, desde la presentación de la cinta de Romero hace casi un año (creo que fue en Toronto), las críticas han sido de buenas a secas a extraordinarias. Hasta donde sé, la nueva cinta de De Palma, Redacted, tiene un formato similar.

Joel Meza dijo...

Ah, no había querido leer nada antes del estreno. Y otra vez por cierto, para mi mala suerte ya están empezando a plagar de fotos y videos de Indiana Jones 4...

Tyler dijo...

Con respecto a este tema del cinema-verité, la película de L'Enfant de los hermanos Dardenne entra en esa categoría no?

Josafat M. dijo...

Entonces el cinema verité es documental o acaso las cintas dogma 95 también entran en esa descripción ?

El Duende Callejero dijo...

Hey, es la moda, a agarrar sus celulares, grabar su día, editarlo en su lap top.

¡Qué hueva!

Pero me quedo con Flaherty, sí, y con ese plano secuencia verité empleado por mi querido Melville al inicio de Bob El Ratero ¡Qué bello, qué simple!

Diezmartinez dijo...

Josafat, Tyler: siendo estrictos con la terminología, el cinéma-verité se refiere al cine documental (por lo menos ése fue su origen). Sin embargo, sus influencias se pueden trazar en ciertos tics estilísticos del cine de ficción hasta nuestros días.
Los hacedores del cine directo y del cinema-verité apostaban a "borrar" el peso del director de cine. De hecho, en la escuela americana renunciaron a llamarse directores para autonombrarse cineastas. No se trataba, pues, de "dirigir" la realidad, sino capturarla. Pero, desde el momento de elegir un encuadre sobre otro, de editar una entrevista, de mover en tal dirección la cámara, ¿no estás interviniendo en la realidad que estás capturando? Por lo mismo, los "dogmáticos" originales (y sus seguidores como los Dardennes), al renunciar (supuestamente) a ciertas convenciones, están creando otras.

Joel Meza dijo...

"I say tomato, you say to-mah-to..."
Al final todos cuentan historias, basadas en la realidad o no. Qué ganas de ponerse etiquetas, ¿no? a'i tenemos al multicitado Arriaga, con la escuela del escritor.

El Duende Callejero dijo...

Que Arriaga no es escritor, menos guionista. Él es AUTOR.

Josafat M. dijo...

Tiene razón Sr. Diezmartinez, con tanta edición y todo, se puede decir que es un estilo actualmente espurio, simplemente un recurso narrativo ?

Josafat M. dijo...

Estoy mirando Erotica de Emilio Fernández con Jorge Rivero y Rebeca Silva, supongo que en la costa no existían los brassieres.

Diezmartinez dijo...

Erotica es un remake de La Red (1953), del mismo Indio Fernández. El original es mejor... o por lo menos Rossana Podestá está mejor que Rebeca Silva.

Joel Meza dijo...

Anda pues, acabo de descubrir que "Josafat M." es un ¡seudónimo de AMLO!

Joel Meza dijo...

Y Rebeca Silva de chamaca estaba muy bien, me acuerdo en el programa de Eduardo Manzano, en los 70s (después de la separación de Los Polivoces)... uf. Pero, no cabe duda, los años pasan y... ugh.

Tyler dijo...

Breaking News:

1. Ya nos parecemos a España con sus Etarras. Explotó un "artefacto explosivo" (como le llaman ahora) cerca de la glorieta de insurgentes la Ciudad de México.

2. Fernando Eimbcke ganó un premio en el festival de Berlín.

Joel Meza dijo...

Como en "Ese Obscuro Objeto del Deseo". Pa' que no digan. Qué cinema verité ni qué nada.

Hammurabi dijo...

Hola Ernesto. Quiero aportar mi granito de arena al tema. Siendo el cinematógrafo un aparato que nació como un avance científico, más que artístico, durante mucho tiempo se llegó a creer que el cine de alguna manera permitiría captar la realidad desde una perspectiva "exterior" y positivista, como si la cámara sólo fuera un aparato que registra "objetiva" e "indiscriminadamente" la realidad (creencia que todavía existe misteriosamente en muchas mentes). Pero como decías, es todo lo contrario. Siempre hay una mirada subjetiva en el encuadre, en la selección de actores, en las formas narrativas, es decir, se configura un relato y por lo tanto la realidad ha sido alterada.

Un ejemplo de ello es la película que mencionas: Crónica de un verano. Este es un magnífico experimento de notables intelectuales como Jean Rouch y Edgar Morin. Lo que más me gusta es que la película es un texto fílmico documental que hace reflexión sobre el texto fílmico documental (que hay muy poco, por cierto :P). Rouch y Morin recrean una serie de historias con varias personas, hablan de sus vidas, de sus sentimientos, etc. (hay una pregunta que en su momento era muy perturbadora: ¿eres feliz?), pero lo diferente es que ellos intervenian y participaban dentro de la película, como si tmb fueran personajes de ella. En la secuencia final, y ya terminado el montaje de todas las historias, se proyecta la película a quienes participaron a ella. (Imagínate, si hicieran un documental de ti, y después te la pasaran para grabar tu opinión al respecto de ella). La reacción fue que muchos la sintieron "un poco falsa, manipulada, que muchos de los personajes estaban mintiendo, que no la encontraban real", etc. Ante esto, en el plano final Morin le dice a Rouch que para él no es importante si dicen que el docu es "falso", "no realista", etc., sino cómo la acción de filmar de alguna manera transforma la realidad para revelar la verdad.

Quizás uno de los ejemplos del cinema verité actual sea el que hace el tmb documentalista Michael Moore. Prácticamente él interviene como autor para sacar a flote todas las cochinadas de la sociedad estadounidense que permanecen o quieren ser escondidas.

Uff. Creo que me excedí. Pero es un tema que me gusta mucho. De hecho, estuvo a punto de ser mi tema de tesis jeje.

Saludos reales

Diezmartinez dijo...

Excelente post, Hammurabi.

Joel Meza dijo...

Como en Apocalipsis Ahora, cuando los reporteros de la tele le dan instrucciones a los soldados durante un ataque en Vietnam, para que luzcan las acciones en la pantalla.

El Duende Callejero dijo...

Y uno de ellos, el más gritón, era el propio Francisco Ford Coppola...

Daniela dijo...

Muy ilustrativa esta sección Sr. Diezmartinez.

Tyler dijo...

Oye Ernesto, hoy venía escuchando en el radio a alguien que venía hablando sobre el estreno en DVD de 'Malos Hábitos' y entre las muchas cosas que hablaron, dijeron algo sobre que la película luce "demasiado bonita" y que esto se debía a que había una "sobre iluminación" o que todo estaba muy iluminado, algo así. Y que esto probablemente era así debido a que el director provenía del medio publicitario y que en los anuncios todo se tiene que ver bonito y por eso sobre iluminan todo etc etc. La platica siguió sobre otros aspectos de la película.

Pero a mi lo que me llamó la atención fue eso de la iluminación. Me imagino que debe ser todo un tema de estudio para los que se dedican al cine, es más, debe haber semestres o periodos completos dedicados a la iluminación. Por eso me pareció interesante preguntarte que tanto influye la iluminación en una película y cómo el director puede manejar este asunto a su gusto dependiendo del tono que le quiera dar a su trabajo. Y me parece que en esta sección de "con que se come" quedaría bien

También Paxton algo mencionó cuando habló de 'No COuntry For Old Men' acerca de la iluminación. Algo de que en cada asesinato había iluminación... mmmhhh... no me acuerdo, pero que había iluminación especial, por decirlo así.

Saludos.