jueves, 14 de febrero de 2008

¿Y con qué se come?/I


En mi reseña de Expiación, Deseo y Pecado, publicada el pasado viernes en REFORMA, anoté en un párrafo lo siguiente:


"Adaptado por el dramaturgo/guionista/cineasta Christopher Hampton de la celebrada meta-novela de Ian McEwan Expiación (Anagrama, 2002), el segundo largometraje del apabullante nuevo maestro del cine de época Joe Wright (Orgullo y Prejuicio, 2005) es una fastuosa 'película-de-papá' que se convierte, en su epílogo rompe-cocos, en una provocadora meditación sobre la propia cinta y sobre lo que significa el cine mismo: sobre lo que relata, sobre lo que oculta, sobre lo que muestra".


Ese mismo día recibí un correo de un asiduo lector de este blog, preguntándome sobre lo que significaba exactamente el término "película de papá". En el web-site de cinevertigo tengo un Pequeño (e incompleto) Glosario de Pedantería Cinéfila, pero en este blog podremos ir acrecentando el citado glosario con preguntas (y espero que respuestas) pertinentes. Va la primera:


El término "cine-de-papá" ha sido usado, despectivamente, para referirse a las películas académicas, tradicionales y "de calidad", realizadas no por "autores fílmicos" como Hitchcock o Bresson, sino por "artesanos sin personalidad" como Zinneman o Allegret. Se afirma que el término fue usado por los cahieristas (Truffaut, Godard, et al) aunque, a decir verdad, la primera vez que se usó ese calificativo fue en 1962, en el Festival de Oberhausen, cuando un grupo de jóvenes cineastas declaró que "el cine de papá está muerto", significando con ello que el cine alemán de la segunda posguerra no proponía nada nuevo y que era un lastre que estaba hundiendo al cine de ese país. Uno de los impulsores de esa feroz crítica al cine "académico" y "de calidad" fue el cineasta y crítico Alexander Kluge (arriba, en la foto), punta de lanza del nuevo cine alemán de los años 60/70.

8 comentarios:

Paxton Hernandez dijo...

wtf! El tal Kluge se parece a mi verdadero papá. Sólo que más viejo. Gulp.

Jeje. Y en unos minutos la reseña a Atonement. Ain't gonna be pretty...

Josafat M. dijo...

Anoche, vi la primera hora de Pride and prejudice, no puedo aún decir si me gustó o no, pero, so far so good.

Joel Meza dijo...

Me recuerda a mis vecinos los Hoffman, de cuando era niño. O al Fritz, ex-compañero de la universidá, que era muy bueno para la cheve y después de tres caguamas nos hacía cantar en alemán a toda la concurrencia.
A ver si nos llega Atonement ya.

Tyler dijo...

Una pregunta para ir ampliando esta sección Ernesto.

Qué es el "cinema verité"?

Tengo una idea, pero tus explicaciones siempre son muy buenas.

Tyler dijo...

260 películas en 13 días. Eso sería como intentar ver 20 cintas por día! Y a eso hay que agregarle que son en diferentes sedes y en la ciudad con mas tráfico del mundo!

Como pretenden los del FICCO que logremos eso pregunto yo?

El Duende Callejero dijo...

Los de FICCO escuchan a los Les Luthiers, así arman sus programas:

¿Para qué tomar y manejar si puedes fumar y volar?

Anónimo dijo...

Ahora que recuerdo, ya lo habías explicado perfectamente en tu reseña de Al Otro Lado del Mundo (The Painted Veil), aunque la verdad, nunca esta de más contar con información adicional, sobre todo para los que somos "simples mortales"...

Una duda, he querido conseguir Rebeca ( Hitchcock, 1940) desde hace mucho tiempo pero sólo la he visto en DVD región 1, existe en región 4?...

Diezmartinez dijo...

Anónimo: si existe, yo no la he visto en Región 4.