domingo, 17 de febrero de 2008

¿La Época de Oro es un invento de Televisa?


No es la primera vez que lo dice. De hecho, cada vez que puede afirma que la auténtica Época de Oro del cine mexicano se dio durante el echeverriato, en la década de los 70, y no en el lapso que va del estreno de Allá en el Rancho Grande (De Fuentes, 1936) a la muerte de Pedro Infante, en 1957.

El flamante Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007, Felipe Cazals, dio una entrevista a Omar Cabrera (REFORMA, 15 de febrero) que no tiene desperdicio. "Lo que Televisa llama Época de Oro (dice Cazals) eran películas que duraban dos semanas en cartelera, pero que se vendían en toda América Latina porque era la Segunda Guerra Mundial y no había otro cine. Televisa inventó esa historia sustentada en Cantinflas, Dolores del Río, Pedro Infante y otros, pero el cine realmente comprometido fue el de los 70".

Cazals está en su derecho de defender el cine de esa década que, tiene razón, no sólo es lo mejor que ha hecho en su filmografía (en esa época dirigió Canoa/1976, El Apando/1976 y Las Poquianchis/1976) sino el punto más alto de muchos otros compañeros de su generación como Arturo Ripstein (El Lugar sin Límites/1978, Cadena Perpetua/1979), Jaime Humberto Hermosillo (El Cumpleaños del Perro/1975, La Pasión según Berenice/1976, Matiné/1977), Jorge Fons (Los Albañiles/1976) o Gonzalo Martínez Ortega (El Principio, 1973), sin olvidar que en esos años andaba por aquí Jodorowsky (El Topo/1970, La Montaña Sagrada/1973) y Miguel Littin (la nominada al Oscar Actas de Marusia/1976).

Sin embargo, su afirmación de la no-existencia de La Época de Oro no pasa de ser una provocación, por decir lo menos. Es cierto que la Segunda Guerra Mundial empujó el desarrollo industrial del cine mexicano de los 40, pero independientemente de cuál haya sido la causa, el efecto fue que De Fuentes, Rodríguez, Fernández, Galindo, Gavaldón, Bracho, Bustillo Oro, et. al, lograron desarrollar un corpus fílmico envidiable, rico y extenso durante los 30, 40 y 50. Y si bien es cierto que muchas de las cintas de esa época duraban sólo dos semanas en cartelera (no todas, claro: Cazals exagera), ¿a poco los filmes de Ripstein, Hermosillo o el propio Cazals permanecían más tiempo exhibiéndose en los 70?

En fin. Felicitaciones a Don Felipe, de todas formas, por su premio. Y ojalá volviera a hacer películas con la fuerza de Canoa, El Apando, Las Poquianchis... Y que declare lo que dé la gana. Al final de cuentas, lo más importante de un cineasta no es lo que dice sino el cine que hace.

21 comentarios:

El Duende Callejero dijo...

Pues eso de "Época de Oro" y "Nuevo Cine Mexicano" sí son etiquetas que la misma prensa dan. A fin de cuentas, querer declarar qué significan, está en chino... Pero igual el punto de Cazals es desde la perspectiva de esa década combativa, un cine marginal (en cuanto a producción se refiere, que no tenían apoyo de estudios), contra lo que él vio con anterioridad (esa derrama económica de la época que ¿crítica? No, más bien señala).

Al final, lo que impera es el cine. Que si Cantinflas, que si las películas de Hermosillo, que si Jorge Rivero, que si Pedro Infante, que si María Félix, que si la Talancón. Décadas, etiquetas, nada importa. El chiste es conocer las obras, entender que esa es nuestra historia cinematográfica, apreciarla y ¿apoyarla con nuestros pesos invertidos en una boleto a su favor?

Tampoco, que no es, aunque el gobierno insista, una central de beneficiencia.

Joel Meza dijo...

Duende, aunque el gobierno lo insista y los artistas (no sólo del cine) lo exijan. Ta' güeno mi tata pa' mi nana...
----
Como dices, Ernesto, mientras hagan buen cine, que digan lo que quieran. Total, lo suyo es contar usando imágenes, con en entrevistas.

Paxton Hernandez dijo...

¿Cazals despotricando contra la bien llamada "Época de Oro"? ¡Qué sorpresa! *sarcasmo*

Es el mismo resentimiento y desprecio que siempre han manifestado los cineastas de la generación echeverrista: Rip, Cazals y cía.

Lo peor de todo, es que ese desprecio ya pasó a ser expresado hacia todo el cine general. Para mayor referencia de eso, ver los últimos megabodrios de Cazals y Rip.

-------------------------

P.D. Aunque hay algo que leí una entrevista del mismo Cazals y es cierto. El cine mexicano reciente ha aprendido y tomado por norma las imágenes chafas, mal trabajadas. Ahí sí ni cómo alegarle.

Carlos Reyes dijo...

A mi lo que me interesa es que Cazals ya regrese con una gran pelicula. Igual con Ripstein... ah Ripstein que soy fan! pero sus ultimas peliculas son malisimas.

Diezmartinez dijo...

Lo último que vi de Ripstein fue un documental muy malo, hecho además con unadesinterés técnico y estilístico impresionante. Lo vi en Guadalajara, hace dos o tres años. Los Héroes y el Tiempo se llama.
En cuanto a Cazals... Las Vueltas del Citrillo me dejó roncando, la verdad. Aunque a algunos colegas les gustó mucho.
Y, creo, Paxton, que ese rechazo a ese viejo cine de los 30/40/50 es, por lo menos, infundado. Escribiendo la columna próxima de Cine en TV para REFORMA, elegí recomendar Al Son de la Marimba de Bustillo Oro, y Pepe el Toro de Rodriguez. Se trata de dos cintas industriales, comerciales, sin más pretensiones que divertir (Bustillo Oro) o hacer un buen vehìculo de lucimiento para su estrella (Rodriguez para Infante). En los dos casos mencionados, prefiero mil veces ver de nuevo Al Son de la Marimba (con Fernando Soler, Sara García, Joaquín Pardavé, Emilio Tuero, Marina Tamayo) o Pepe el Toro que ver el cine más reciente de Ripstein o Cazals.
Dicho de otra manera: buena parte del cine de esos tiempos está decentemente realizado y es entretenido. Algo que no pueden presumir muchos cineastas contemporáneos.

Paxton Hernandez dijo...

Totalmente de acuerdo, Ernesto. Mil veces un Ismael Rodríguez, un Indio Fernández, un Bustillo de Oro a lo último de Rip y/o Cazals.

Y de los maestros Rogelio González, Alejandro Galindo y Roberto Gavaldón mejor ni hablamos...

El Duende Callejero dijo...

A ver a ver, estoy mal yo o en todas cinematografías, las décadas de los 40's-50's son llamadas, para bien o para mal, Época de Oro... Y la respuesta, según leí (lo que son las cosas, el azar, esas madres, abro un libro y ahí viene una discusión sobre eso)... Es porque en efecto, el cine entero, por la fecha de su creación, cumplía sus "Bodas de Oro" con el mundo... Jojojojo... En fin, sólo por apuntar otra vez que son etiquetas, nada más.

Diezmartinez dijo...

Mmmmm... No es mala teoría, Duende. Pero no sucede lo mismo en todas las cinematografías: la alemana tiene su época dorada en los 20's y su "nueva ola" en los 60-70's. La francesa tiene su gran momento clásico en los 30 y la rebelde nouvelle-vague en los 50/80. El cine italiano tiene su gran momento en los años 10's (la época de las divas) y revive hasta la segunda posguerra (fines de los 40), con el neorrealismo pero, sobre todo, con el cine de autor (Fellini y Antonioni en primer plano, en los 50/60/70).
Hollywood sí sigue el patrón que mencionas, porque la época de los Grandes Estudios coincide, en efecto, con los primeros 50 años del cine, pero Hollywood ha tenido grandes momentos desde siempre... Desde Griffith, para acabar pronto. Incluso, para muchos, su gran época de oro es los 70, con Penn, Coppola, Scorsese, Allen, Altman, et al.

Diezmartinez dijo...

Nouvelle vague: 50/60. Error de dedo.

Tyler dijo...

Diablos me voy a tener que tragar mis palabras. Vengo regresando de ver Juno y wow! me encanto!

No para ponerla como mi pelicula favorita del año pasado, como lo hiciera Andrew Sarris, pero si me gusto mucho. Muy redonda.

El Duende Callejero dijo...

Sí, se tocaban esos puntos, pero también se argumentaba (vaya, que sin argumentos, esto devendría en nada), que si bien los momentos más "altos" de cada cinematografía podían ser dispares (se ponía como ejemplo los franceses y los alemanes, of course), su, digamos, madurez sí queda enmarcada en entre los años 40's y 50's... ¿Cómo? Pues, para el caso, el autor se manda una exposición comparativa sobre las películas, los directores, la política y demás, durante esos años, pretendiendo dejar claro que los 50 años del cinematógrafo sí pesaron en las diferentes cinematografías.

El caso es que el amigo, de nombre James Donald, defiende su postura (estadounidense, habremos de decirlo), sobre la importancia que marcó el hito llamado Hollywood con respecto a las demás cinematografías en un antes y un después.

En el fondo, ese ensayo contenido en el libro: In the Cinema, no deja de ser curioso... Un norteamericano diciendo que le pesa que su país no es reconocido como el creador del cinematógrafo (otro ensayo, sobre los Lumiere VS Alva Edison), pero que a fin de cuentas, son los reyes.

Y bueno, sólo para poner esas ideas también en la mesa. Lo mío sigue siendo el no ponerle etiquetas y disfrutar por igual. Sea una de Tin Tan o del Ripstein setentero. Mientras sea bueno, lo que venga.

Anónimo dijo...

No me gusta la manera en que se muestra mi queridísimo estado de Chiapas en Al Son de la Marimba, demasiado idílico...
En Oficio de Tinieblas se muestra un lado más obscuro, pero más real. Esta basada en la novela del mismo nombre de una talentosa paisana que desafortunadamente murió muy joven, Rosario Castellanos...

Àlex Frias Haro dijo...

No me considero un experto en cine mexicano (no he visto todavía lo suficiente) y mucho menos en la filmografía del Sr. Felipe Cazals (he visto muy poco), pero le recomendaría que fuera al Palacio de Bellas Artes en Ciudad de México (cuando pueda, de aquí al 27 de abril) y vea la magna exposición dedicada a la vida y obra de Gabriel Figueroa, quien fuera uno de los mejores cinefotógrafos del mundo. Sus logros artísticos van ligados a la llamada "Época de Oro del Cine Mexicano", en los 1940 y 1950, y claro, luego hasta su último largometraje fotografiado, "Bajo el Volcán" de John Huston. La exposición no es nada más sobre Figueroa, sino sobre otras grandes figuras del cine mexicano, Indio Fernández, por ejemplo, con quien hizo mancuerna en muchos filmes, Pedro Armendáriz, y el gran Luis Buñuel (Nazarín, Simón del Desierto, El, Los Olvidados), una gloria del cine mexicano y español. He visto 2 veces la exposición, y, como diría el colega Ernesto, "no tiene desperdicio". Mucho material fotográfico y audiovisual, y un gran trasfondo gráfico sobre los antecedentes a la obra de figueroa (su admiración por Eisenstein) y cómo se codeo con grandes personalidades en Hollywood (Mayer, Laurel y Hardy,....).

Del Sr. Cazals, reconozco, me gustó Aquellos Años (1973), un buen filme sobre Maximiliano y la intervención francesa en México, y Canoa (1976), aunque su documental Digna, hasta el último aliento, me pareció aburrido y apenas de calidad televisiva. No creo que la etiqueta "Epoca de Oro...." sea invento de la televisora mexicana, sino de E.U. y su cine de los 1930, 1940 y 1950, que conlleva un trasfondo muy romántico y nostálgico. Un gran saludo!

Diezmartinez dijo...

Anónimo: bueno... esa cinta fue filmada en locaciones de Cuernavaca y en los estudios CLASA, no en Chiapas. Y claro, el asunto es idílico porque es una simple comedia de enredos y no tiene mayores pretensiones. Saludos.

Alex: el Cazals de los 60/70 es extraordinario. Hay que revisarlo una y otra vez.

Anónimo dijo...

Ya decía yo que no estaba filmada en Chiapas. Y si entiendo que sea una comedia de enredos sin mayores pretenciones, es sólo que cuando se trata de mi estado como que el asunto toma otro matiz...
A todo esto, dónde se pueden consultar fácilmente las fichas técnicas de las cintas nacionales?. En verdad que hay un sin fin de películas mexicanas que siempre me he preguntado dónde habrán sido filmadas...
Regresando a esto del cine de oro y las comedias de enredos, el domingo ví por enésima vez Dos Tipos de Cuidado y tengo que reconocer que me sigue divirtiendo como la primera vez. El señor Rodríguez y su equipo sí que sabían hacer cine, ya ni se diga de la presencia de Pedro y Jorge, el resto del reparto es maravilloso, por cierto, qué guapa Yolanda Varela...
¿Por qué dejamos de hacer cine como ese?, ¿Por qué si pensamos en buen cine mexicano nos tenemos que remontar a esa época?, ¿Por qué una cinta actual no deja el sabor de boca que deja una película de esas?...

Diezmartinez dijo...

Anónimo: los libros de García Riera tienen las fichas técnicas completas, con todo y locaciones y fechas de estreno.
En cuanto a lo que comentas de Dos Tipos de Cuidado, en efecto: es una cinta que puedes volver a ver una y otra vez. ¿Por qué funciona aún, después de medio siglo?: porque es un clásico. Sólo por eso. Y, en lo personal, una de las mejores películas mexicanas de la historia.

leogalicia dijo...

Muy bueno tu comentario sobre la entrevista de Cazals. Desgraciadamente Cazals, Ripstein, Hermosillo y Leduc han envejecido y su cine antes anarquista y revolucionario ahora se siente necio. En este tiempo, las condiciones sociales que los orillaron a filmar cambiaron poco, pero si se modificaron la manera de apreciar cine y el compromiso político y social del cinéfilo. El tiempo se los comió y no se reponen a ese cambio. En sus nuevos proyectos pareciera que dirigen su inconformidad al espectador más que al hecho social que retratan. De las ultimas películas de Ripstein y Leduc hay cosas salvables, momentos donde se nota su genialidad. De todos modos me cuesta perdonarles su desganes al filmar y su falta de paciencia en mostrar sus ideas en paquetes mas completos y redondos. Cazals varia, y puede ser tan malo como en Digna o tan bueno como en las vueltas de citrilo, donde yo si lo volví a ver jefe. Pero entiendo lo difícil que es apreciar sus películas en estos tiempos donde superbad, hotfuzz o juno son consideradas obras de arte. Mi experiencia con la epoca de oro se limita a un par de películas de tin tan y cantinflas en la tele. Del indio Fernandez he intentado ver un par y se me hacen insufribles. En cambio, hace dos años vi canoa, el lugar sin límites y los albañiles y aun no las puedo sacar de mi psique. Mas que pitorrearme en su terquedad actual me gustaría decir que se les extraña y ojala nos volvieran a dar películas con la intensidad de sus primeras obras.

Anónimo dijo...

Yo digo que tiene razon, ya me ahbai comentado alguien en la universidad, el gobierno ayudaba a estas peliculas, mas que nada las de cantinflas, pedro infante, donde los pobre son pobres, pero felices y los ricos son infelices, era para mantener contento a las masas, "somos pobres, pero felices"

-------paulina

CLNY dijo...

Completamente de acuerdo, nunca entendi ese cine... lindo el blog

Cinenauta dijo...

La Epoca de Oro está documentada en el libro de Emilio García Riera (fuente obligada de consulta de cine mexicano, desafortunadamente no actualizada).
Sin duda, excelentes actores, directores y gente de apoyo han existido en todas las épocas. Pero mientras en los 40's a 60's los temas son variados para agradar a la gente común y no sólo para complacer a críticos e intelectuales, durante los años 70's y posteriores, las temáticas se restringen (más de protesta en los 70's).
Actualmente, la producción cinematográfica es muy poca y los temas siguen siendo muy restringidos.
Invento o no de Televisa, los números y los gustos hablan por sí solos. Si hubo una Epoca de Oro y desafortunadamente para Cazals, no fue la suya. Y para nosotros, no es la actual.

Diezmartinez dijo...

Bueno, Cinenauta, en la Universidad de Guadalajara han seguido la tarea, dirigidos ahora por Eduardo de la Vega. Ahora, si te refieres a que la primera edición de la Historia Documental no está disponible, es cierto. Y comparto tu malestar por ello. Saludos y bienvenido.