domingo, 3 de febrero de 2008

El 2006, corregido y aumentado


Ya lo he escrito en otra parte: como crítico de cine no siempre se ve lo que uno quiere sino lo que se puede. Acorralado por la cartelera semanal, las novedades en DVD, los screeners enviados de aquí o de allá y la asistencia a uno que otro Festival de Cine, de vez en cuando se me pasa algo que debí haber visto en el momento del estreno. Ese fue el caso de Orgullo y Prejuicio (Pride and Prejudice, GB-EU-Francia, 2005), opera prima de Joe Wright. Así pues, dos años después de su exhibición comercial, la veo ahora en DVD, a raíz del estreno de la extraordinaria segunda cinta de Wright, Expiación, Deseo y Pecado (2007).

Al grano: Orgullo y Prejuicio me pareció uno de los mejores filmes "austenianos" que me ha tocado ver -sino es que el mejor- y Wright un genuino talento en el terreno de dirigir estas complicadas y demandantes cintas de época (algo que refrenta en Expiación..., por cierto). Por lo mismo, no tengo más remedio que agregar Orgullo y Prejuicio a lo Mejor de 2006.

La lista original de 2006 está aquí y el debut de Wright, pues, merece estar junto a esas otras películas que me parecieron lo mejor de lo mejor de ese año. Más vale tarde que nunca.

12 comentarios:

Josafat M. dijo...

¿A poco sí? Mi novia la tiene pero le he sacado al vuelta.

El Duende Callejero dijo...

Esa película me gustó mucho. Aunque hay una, recuerdo, una adaptación para la televisión, que tampoco está tan mal. Con el Colin Firth, si mal no recuerdo.

Diezmartinez dijo...

Si, Duende, es una miniserie que, por cierto, nunca he visto completa. Y, para la trivia, Firth ha encarnado a Darcy en dos ocasiones: en Pride and Prejudice, la serie, y en El Diario de Bridget Jones, que es una adaptación "modernizada" de la novela de Austen. De hecho, en El Diario... Firth se apellida Darcy.

Carlos Reyes dijo...

Me gusta mas Pride & Prejudice que Atonement. Ambas cintas son muy buenas adaptaciones, bien actuadas, bellisimas... tuve algunos problemitas con Atonement pero lo admiro muchisimo.

El Duende Callejero dijo...

... Y más para la trivia... Helen Fields dice que se inspiró, para la creación del personaje del abogado ese, Darcy, en el propio Firth de la miniserie (yo la vi como película... Laaaaaaarga, sí, pero no como miniserie... supongo que editada). Lo chistoso es que Firth acabó interpretando al personaje que inspiró. Y bueno, también es recomendable su papel como Valmont en la adaptación que hizo Milos Forman a : Les Liaisons Dangereuses... pero eso ya es otro cantar.

Hammurabi dijo...

Este tipo de películas en general no me llaman mucho la atención, pero me vi tentado cuando escuché la maravillosa música que Darío Marianelli compuso para esta película. Yo también me sorprendí. Me sorprendí de sus planos secuencias, en especial dos, uno que ocurre en una de las tantas fiestas que hay, y el otro en donde los dos personajes principales están bailando. El primero cobra mucho significado: vemos varios eventos y conflictos entrelazados que provocan estrés y confusión y finalmente la cámara termina afuera del recinto en donde está Keira Knightley tratando de respirar de todo el bullicio de adentro. En el segundo que menciono la cámara baila con mucha elegancia y nos indica que la pareja está absuelta de toda realidad exterior para enfocarse únicamente en sus pensamientos y miradas. Los dos planos son buenísimos, y finalmente nos dicen de manera visual lo que Jane Austen dice en sus libros sobre la presión de la sociedad y la necesidad de un idealismo propio. Padrísima película, la mejor sobre los libros de Jane Austen (creo que es la única que he visto jajaja).

Saludos

Diezmartinez dijo...

Carlos: creo que, en efecto, Pride and Prejudice es más redonda, más acabada, casi perfecta como adaptación literaria y como ejemplo superior de un cine que, muerto James Ivory, parecía que nadie lo podía volver a hacer. Sin embargo, Expiación me parece una cinta más interesante. Fusiona la narrativa clásica británico-hollywoodense (David Lean viene a la cabeza de inmediato) y su propio comentario metacinematrográfico. Además, ese plano secuencia de 5 minutos en la playa francesa no tiene progenitora.

Duende: típico que las miniseries luego las tasajeen y las exhiban como películas. Algo así le hicieron, ¿recuerdas?, a La Hora del Vampiro, de Tobe Hooper.

Hammurabi: excelente descripción de dos momentos estrictamente cinematográficos de esa cinta. Yo agregaría la primera secuencia, en la que vemos a Lizzie caminando, leyendo, mientras conocemos a todas sus hermanas y a sus padres.

Diezmartinez dijo...

Fe de erratas: muerto Ivory no, sino su productor Ismail Merchant. San Lunes... disculparán ustedes.

Joel Meza dijo...

Yo sí la ví en cine en su momento. Excelente película. Hablando de planos secuencia, precisamente estoy esperando Atonement por ese plano secuencia de la playa, del que todo mundo habla y del que he leído al menos dos opiniones que lo califican como posiblemente la mejor escena jamás filmada. Odio cuando me crean tal expectación respecto a una película...
(De última hora: tengo en mi poder ya una copia de Shaun of the Dead. Seguiré informando.)

Diezmartinez dijo...

"La mejor escena jamás filmada"... Mmmmm... Palabras mayores. Pero que será uno de los grandes momentos fílmicos de 2008, sin duda.

Sandra Luz dijo...

Me encantó esta película y me sorprende que te haya gustado, Ernesto, casi juraba, por lo que te he leído en el periódico que no la salvarías. La he visto muchas veces, recomiendo en el DVD la versión de los comentarios de Joe, y claro, el final que le agregaron, cuando los protagonistas ya vivien en Pemberley, que no suele proyectarse. También vi la miniserie, la encuentran en renta. Una versión más apegada al libro, también me gustó mucho, el personaje de Liz de la miniserie se apega más al tipo de mujer de la época; la silueta de Keira es muy anoréxicamente moderna. En cuanto a estética están mejor logrados los bailes y los escenarios de Joe. Y Mattew es mejor Mr Darcy´s que Colin, éste último se ve más ordinario, menos interesante. La voz de Mattew es otra cosa!!! y de su galanura ¿cómo les explico?...
Saludos

Diezmartinez dijo...

Sandra: en realidad, tiendo a gustos más bien clasicistas. Dicho de otra manera, prefiero ver, en cualquier momento, una cinta de David Lean que de David Lynch, por más que haya un par de filmes de este último que me parecen fascinantes (me refiero a Terciopelo Azul y Mullholland Drive).